PEDRO MOISES DIAZ ARENCIBIA (1943 - 2004)

OBITUARIO

              El Dr. Pedro Díaz Arencibia, profesor titular del Departamento de Física del Cinvestav en la Ciudad de México y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), murió el pasado 16 de abril en la ciudad de Puebla (México) después de una larga batalla contra el  cáncer.

              Nacido el 4 de septiembre de 1943 en Güira de Melena, Provincia de La Habana, Cuba, inició su formación académica en la Facultad de Física de la Universidad Estatal de Moscú, V.M. Lomonosov, en 1963, recibiendo el grado de maestría en 1969. Se especializó desde un inicio en la física de los semiconductores. Obtiene su grado de Dr. en Ciencias Físico-Matemáticas en Noviembre de 1978 trabajando bajo la dirección del Prof. Zhores I. Alferov (premio Nobel de física, 2000) y del Prof. E.L. Portnoi en  el prestigiado Instituto Físico-Técnico A.F. Ioffe de la Academia de Ciencias de la URSS. Su trabajo abarcó diversas investigaciones relacionadas con la propagación de la luz en guías de onda planas con índice de refracción variable de GaAs/AlGaAs para aplicación en LEDs y láseres de sistemas de comunicación óptica. Comenzó a trabajar como profesor en la Escuela de Física de la Universidad de La Habana (actual Facultad de Física) en 1969 y después de un año dirigió el Grupo de Semiconductores. Fue director de esta Escuela de 1972 a 1975 y en diciembre de 1977 recibió el nombramiento de profesor titular. Montó diversos laboratorios para el crecimiento y caracterización de las propiedades de semiconductores III-V, siendo ampliamente reconocido como experto en epitaxia en fase líquida (LPE). Fue uno de los responsables en la preparación del Experimento Caribe para el crecimiento de películas epitaxiales realizado en el primer vuelo conjunto soviético-cubano en que participó el primer cosmonauta cubano. Fue investigador visitante de diversas instituciones en la antigua URSS, en Italia, en España y en México y en el período 1989-1994 fue miembro asociado del ICTP. Dirigió 6 tesis de doctorado, una de maestría y 8 de licenciatura; muchos de sus estudiantes son destacados investigadores trabajando principalmente en Cuba y en México. Fue miembro del SNI nivel II, y autor de más de 60 artículos en revistas con arbitraje internacional. Participó en la organización de diversos eventos nacionales e internacionales. Fue uno de los promotores del desarrollo de la Física de los Semiconductores en Cuba durante más de 30 años.

              En 1993 inició una intensa colaboración con miembros del departamento de Física del Cinvestav y desde 1995 estuvo colaborando muy activamente con el grupo de Nanoestructuras Semiconductoras (NanoSem) de ese departamento, grupo al que se integró en forma permanente desde 1999 iniciando esta etapa con una catedra patrimonial del Conacyt a invitación del Dr. Isaac Hernández-Calderón. En los últimos años el trabajo del Dr. Pedro Díaz se encaminó principalmente al estudio teórico-experimental de las propiedades de películas delgadas, pozos y puntos cuánticos de semiconductores II-VI crecidos por epitaxia de haces moleculares (MBE). También mantuvo colaboraciones con investigadores del área de la espectroscopía fotoacústica y con la Dra. Tatiana Prutskij de la BUAP, Puebla, en diversos trabajos relacionados con el crecimiento por LPE y la caracterización de semiconductores III-V. Muy recientemente su trabajo estuvo encaminado al estudio de las transiciones excitónicas en pozos cuánticos ultradelgados (1 a 4 capas atómicas) de CdTe y CdSe, nanoestructuras aplicables a la elaboración de láseres y LEDs para emisión del rojo al azul del espectro visible. A pesar de su enfermedad, hasta muy recientemente mantuvo su actividad científica analizando resultados y realizando cálculos.

              Pedro Díaz se caracterizó por su trato amable, su saludo siempre sonriente, su enorme entusiasmo y dedicación por la Física y su preocupación por que los estudiantes entendieran lo que estaban haciendo. Su gran conocimiento de la Física y su gran modestia fueron cualidades que permitieron su participación eficaz en grupos de trabajo científico. Estuvo casado en los años 1978–1991 con la Dra. Tatiana Prutskij, con quien procreó a su única hija, Elizaveta, ambas naturalizadas mexicanas. Su deceso prematuro representa una pérdida lamentable para las comunidades de Física de México y Cuba. Sus amigos y su familia nunca lo olvidarán. Descanse en paz. (Ciudad de México, Abril de 2004).

REGRESAR